El Instituto Médico Argentino de Berisso, ubicado en la calle 12 entre 164 y 165, cambió de titularidad y pasó a manos de “Médicos Ensenadenses. Los nuevos responsables ya pagaron sueldos del personal adeudados y comenzaron las refacciones en el lugar.

Desde hace poco más de un mes el Instituto Médico Argentino pasó a manos de la sociedad “Médicos Ensenadenses”, la misma que tiene en su haber la recuperación de la antigua Clínica Ensenada.  El establecimiento, ubicado en la calle 12 entre 164 y 165, por  decisión de sus nuevos responsables ha pasado a llamarse “Clínica de la Comunidad” de Berisso, misma denominación que lleva actualmente la clínica de la ciudad de Ensenada.

Luego de hacerse efectiva la presentación formal, Juan Manuel de Rosa y Cristian Acosta Godoy, nuevos responsables del establecimiento médico, han saldado deudas con el personal del mismo modo que han comenzado a ejecutar obras de infraestructura en los sectores más deteriorados y carentes de equipamiento necesario. Por otra parte es preciso destacar que se sumó mas personal médico para las atenciones de las diferentes áreas de salud.

Nosotros en la Clínica de la Comunidad de Ensenada hemos aportado mucho para mejorar la calidad de la atención y la complejidad de las prestaciones médicas, este es el mismo objetivo que tenemos en Berisso. Encaramos este nuevo desafío para complementar la tecnología, las prestaciones en ambas ciudades y que nuestros pacientes cubran todas sus necesidades”, explicó Juan Manuel de Rosa.

La antigua institución médica atravesaba serios problemas edilicios motivo por el  derivó a que comiencen a refaccionarse las áreas mas afectadas por el deterioro. “Lo primero que tuvimos que hacer fue una tarea de limpieza,  esto generó sabemos un gran impacto en la sociedad, pero lo cierto es que no estaba en condiciones óptimas de higiene. Había muchísimo material de descarte como chapas, caños, azulejos, cerámicos  de lo que nos deshicimos, luego seguimos con la pintura del edificio y hoy estamos haciendo reformas en diferentes áreas”, contó el flamante Director Médico.

Entre las obras que actualmente se están desarrollando se encuentra la creación de una nueva Terapia Intensiva, ya que esta no contaba con las condiciones de infraestructura y tecnología necesaria. La nueva sala contempla la ampliación a nueve camas de internación, dos quirófanos y sala de partos y equipamiento idóneo. Dichas obras tienen un plazo de dos meses aproximadamente y en una segunda etapa comenzarán a reformarse y ponerse en condiciones las veinte habitaciones de internación que actualmente se encuentran inutilizadas.

Asimismo entre los proyectos de reformas de la Clínica de la Comunidad de Berisso se encuentra la instalación de una Unidad de Diálisis para pacientes con patología renal crónica y la compra de un resonador magnético para diagnosticar todo tipo de patologías.

Si bien en la actualidad la mayor parte de los servicios se siguen brindando, incluso aquellos de carácter quirúrgico, en los meses venideros las áreas con las que cuenta el nosocomio berissense se encontrarán en óptimas condiciones. “La respuesta de la gente cuando nos hicimos cargo de este instituto medico tan querido por la ciudad fue muy buena, estaban esperando ese cambio, estaban funcionando sin una conducción firme que diera directivas claras y tanto los trabajadores de la clínica como los pacientes y vecinos nos recibieron muy bien”, finalizó Juan Manuel de Rosa.