La dependencia policial contra la violencia de género funciona en Ensenada desde el mes de noviembre del 2011. Allí personal capacitado en la problemática acompaña, asesora y brinda soluciones a las  mujeres y hombres. 

 La Comisaría de la Mujer y la Familia de Ensenada (ubicada en la calle Alem, entre Pte. Perón y Pte. Illia) lleva poco mas de un mes de funcionamiento y ya se registraron mas de 150 atenciones por diferentes problemáticas de género según datos brindados por la subcomisario Liliana Colombo, Titular de la nueva repartición policial.

“Es muy importante que la Comisaria de la Mujer y la Familia haya llegado a Ensenada. Sabemos que es importante luchar contra la violencia de género y ayudar a quienes la padecen, dándoles la contención, información y toda la ayuda necesaria”, expresó la Subcomisario Jefa de la Dependencia Policial. El 29 de noviembre del 2011 comenzó a funcionar este importante establecimiento en la ciudad ante la necesidad de contar con un espacio para la atención de la víctima de violencia de género.

Esta dependencia cuenta con oficiales y suboficiales especializados en la problemática y quienes además se encuentran en permanente capacitación para brindar un mejor servicio a la comunidad. Asimismo la Comisaria de la Mujer y la Familia de Ensenada, que se encuentra bajo la órbita de la Dirección General de Coordinación de Políticas de Género del Ministerio de Seguridad, contará en poco tiempo con un equipo interdisciplinario compuesto por abogados, psicólogo y asistente social que asegurarán un apoyo integral a la víctima.

La subcomisario Liliana Colombo y la subcomisario Gabriela Ruiz son quienes actualmente se encuentran al frente de las tareas y de los casos que allí se registran. “Es un proyecto que ambas soñamos con llevar adelante. Poder ayudar a las víctimas de género es dignificar no solo a la mujer, o al hombre sino a la familia, cuando hay un conflicto en alguna de las dos partes todo el entorno se destruye”, dijo la subcomisario Gabriela Ruiz, quien agregó: “Siempre me interesó poder ayudar a disminuir esa diferencia de fuerzas que se plantea en muchos casos entre el hombre y la mujer, terminar con esa idea de ejercer poder sobre aquel a quien se cree el más débil”.

Por su parte la Titular de la comisaría, subcomisario Liliana Colombo, sostuvo que “a veces las personas vienen solo para que las escuchemos, las asesoremos. Acá adentro las escuchamos, contenemos, asesoramos y si su caso requiere una atención rápida así se hace, en tan solo horas se puede conseguir una exclusión del hogar”, quien además sostuvo que “hay muchas mujeres que no se animan a denunciar y nosotros queremos decirles que no tengan miedo, que se animen, no están solas y se puede cambiar la situación mala que estén pasando. No se puede vivir en un ambiente de violencia, todas las personas deben ser libres”.

La Comisaría de la Mujer y la Familia del Distrito de Ensenada funciona las 24 horas todos los días del año. Allí se construyó un espacio para la víctima que concurre a exponer su caso y una sala de juegos para los niños que llegan acompañados de sus madres. “La sala de recreación es fundamental para que los chicos no participen ni escuchen la problemática que viene a exponer la madre, ya es suficiente con todo lo que tienen que vivir en el ámbito familiar como para que encima lo tengan que sufrir acá. Es increíble como cambian las caras y el comportamiento de los nenes cuando entran a este mundo de juegos y son felices por un rato, olvidándose de los problemas de los padres”, concluyó la subcomisario Liliana Colombo.